viernes 25 de mayo de 2018
Inicio / Actualidad / CTERA redobló la apuesta por la paritaria nacional: volvió a denunciar al gobierno ante la OIT

CTERA redobló la apuesta por la paritaria nacional: volvió a denunciar al gobierno ante la OIT

El gremio docente presentó este miércoles una ampliación de la denuncia que hizo en 2017, por la no convocatoria a la discusión nacional. Le apuntaron al decreto que deroga el llamado para establecer un piso salarial en todo el país. Sobre la cumbre del martes, dicen que fue “ilegal”, pero no criticaron a los sindicatos que sí asistieron. “Como están las cosas, las clases no empiezan”, alertaron.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A las pocas horas que el gobierno nacional convocara a un encuentro con los gremios docentes nacionales, la CTERA, que nuclea a la mayor cantidad de afiliados en todo el país, redobló la apuesta, y denunció al gobierno nacional nuevamente ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Es por el incumplimiento del llamado a paritaria nacional, como marca la ley, una presentación que ya se hizo en 2017, cuando por primera vez el Ministerio de Educación decidió no realizar esta instancia de negociación. En este caso, el escrito de CTERA apunta contra el decreto que deroga definitivamente el encuentro nacional, y que fue duramente criticado por los sindicatos del sector. La nueva denuncia se da en medio de la disputa del gobierno con la dirigencia, que fue de manera dividida a la cumbre organizada por el ministro Alejandro Finocchiaro. El sector que lidera Sonia Alesso se sumará a la marcha organizada por el gremio Camioneros, y por lo bajo adelanta que en muchos provincias “no empezarán las clases” si Nación y las provincias no apuran las negociaciones y ofrecen subas por encima del 15 por ciento proyectado.

La delegación de la CTERA, encabezada por Alesso y los secretarios Adjunto , Gremial Eduardo López y de Relaciones Internacionales Eduardo Pereyra, fue recibida en la oficina argentina de la OIT pasado el mediodía de este miércoles, donde presentó una ampliación de la denuncia contra el gobierno nacional por la falta de convocatoria a las paritarias nacionales, que ya había realizado en 2017. En este caso, el reclamo fue contra el decreto 52/2018, que deroga la instancia de negociación, y establece que los acuerdos salariales sean discutidos y acordados por las provincias. El texto, al que tuvo acceso Gestión Sindical, expresa “el profundo rechazo a la reforma educativa que atenta contra la escuela secundaria y los institutos de formación docente, como también a la reforma previsional en cuanto a la armonización de las cajas provinciales y la eliminación del régimen jubilatorio docente”. “Reclamamos la necesidad de actualizar e incrementar el presupuesto educativo, así como también el mantenimiento de los programas socioeducativos”, agregó la CTERA. Para los docentes, al eliminar las paritarias, el gobierno argentino incumple con la Ley de Educación 26.206 y la Ley de financiamiento Educativo 26.075.

La denuncia ante la OIT fue la respuesta del gremio docente a la convocatoria de este martes, a la que asistieron una parte de los sindicatos de alcance nacional, pero no la CTERA. Se hicieron presentes en la audiencia referentes de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), y la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET). Si bien en el encuentro con el ministro Finocchiaro no se habló de suba salarial, se expresó que el techo del 15 por ciento que quiere imponer el gobierno será rechazado por la dirigencia. Desde el Ministerio de educación dejaron bien en claro que a partir del decreto publicado en enero no hay posibilidades de convocar a la paritaria nacional, y recordaron que existe un piso salarial, establecido por un salario que esté un 20 por ciento encima del mínimo, vital y móvil.

CTERA, que nuclea a la mitad de los docentes del país, no asistió a la reunión, y denunció su legitimidad. Luego de denunciar otra vez al país ante la OIT, su plan de lucha incluye marchar el 21 de febrero junto a Camioneros, parte de la CGT y la CTA de los Trabajadores, “contra los despidos, el ajuste, los tarifazos, contra las reformas previsional y laboral, contra la baja de planes sociales, por paritarias libres, contra la criminalización de la protesta social”, como estableció la resolución de su último plenario de secretarios generales. En cuanto a la relación con el gobierno, desde el gremio sostienen que su intención “es limitar la discusión salarial”. “La actitud del gobierno es de agresión a los gremios y los trabajadores de la educación, buscan desprestigiar nuestra lucha. La arbitrariedad del decreto busca eso, dividirnos y cerrar acuerdos salariales por debajo de la inflación, pero no lo vamos a permitir”, sostuvo un dirigente del sector consultado por Gestión Sindical. Además, agregó que el gremio se sumará a conversaciones “por fuera del decreto que cerró las paritarias”, y buscará a fines de febrero, en un encuentro nacional, definir un plan de acción. “Hoy, como está la situación, vemos difícil que las clases empiecen normalmente”, alertó.

Pese a esto, la Casa Rosada dejó en claro que no hay ninguna chance de una discusión salarial a nivel nacional. En este sentido, en contacto con la prensa, el ministro Finocchiaro valoró la discutir iniciada con los sindicatos presentes, y le apuntó a CTERA; “no se puede estar siempre sometidos a la permanente lógica intimidatoria de que no empiecen las clases”. En tanto, en la provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal podría pagar un plus por presentismo, pero no confirmó la fecha de inicio de la discusión salarial, lo que mantiene muy preocupados a los seis gremios del sector.

También podría interesarte

La promesa de Pichetto a la CGT

El legislador afirmó que su bloque no garantizará el tratamiento de la reforma laboral que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *