lunes 20 de agosto de 2018
Inicio / Actualidad / Ante la “intransigencia de los intendentes”, municipales bonaerenses intensificarán medidas

Ante la “intransigencia de los intendentes”, municipales bonaerenses intensificarán medidas

Desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) adelantaron que comenzarán una nueva campaña para que se firmen los convenios distritales, de acuerdo a la nueva ley. Hasta ahora, una minoría cumple con esta situación, lo que generó conflictos en varias localidades. En junio tendrán un encuentro con el ministro de Trabajo provincial para buscar apoyo del gobierno en su reclamo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

La semana pasada, los trabajadores municipales de Merlo, en el oeste del conurbano bonaerense, realizaron un acto frente al Concejo Deliberante local, donde denunciaron que el intendente local, Gustavo Menéndez, no cumple con la nueva ley que rige la actividad de los empleados comunales de la provincia de Buenos Aires, que entre otras cosas establece la firma de un convenio colectivo de trabajo. En el acto, se marcó la necesidad que los jefes comunales se sienten a negociar con los gremios en los 135 municipios, ya que hasta el momento son una minoría los partidos que se ajustan a la nueva normativa, vigente desde el año pasado. En este contexto, desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) adelantaron que intensificarán las medidas tendientes a lograr estos acuerdos, y no descartan una medida provincial. Volvieron a cargar contra la actitud “intransigente” de los intendentes, y marcaron los puntos más elevados en la protesta. En junio buscarán apoyo del ministro de Trabajo bonaerense para hacer efectivo su reclamo.

El acto de merlo movilizó a municipales de toda la provincia de Buenos Aires, que adelantaron que intensificaran este tipo de acciones en distritos donde los intendentes no convocan a adecuarse a la ley 14.656, aprobada en noviembre del 2014 que luego de una serie de dilaciones entró en plena vigencia el año pasado. “Apenas una minoría de intendentes se sentaron con los gremios y firmaron un acuerdo salarial y un convenio colectivo de trabajo, nos están llevando a un conflicto a nivel provincial”, admitieron fuentes de la FeSiMuBo consultadas por Gestión Sindical. Según las cifras que manejan los gremios que forman la federación, unos 40 distritos están en regla respecto de la nueva ley, lo que mantiene en alerta a la dirigencia sindical.

“No es una cuestión política, sino de respeto a la ley”, agregaron las fuentes, que remarcaron que hay problemas “en distritos gobernados por distintos partidos. “El caso de Merlo no es distinto al de Mar del Plata, donde también hay conflicto. En uno gobierna un intendente que se muestra como ‘renovación del peronismo’, y en el otro el oficialismo es Cambiemos. Por eso decimos que la situación no tiene que ver con colores políticos, sino con actitudes”, agregaron desde FeSiMuBo. En todos los casos, las organizaciones sindicales deben sentarse con el jefe comunal para firmar un convenio colectivo y acordar salarios, además de la carrera municipal y otros beneficios para los trabajadores. En FeSiMuBo alertan que sin estos instrumentos, en la provincia de Buenos Aires se pagan “salarios de hambre”, como en el caso de Merlo, donde el básico alcanza apenas los 3.700 pesos.

La larga lucha de esta federación para alcanzar la ley se remonta a fines de los 90, cuando un grupo de dirigentes disconformes con la vieja estructura municipal crearon la FeSiMuBo. Liderados por Rubén “Cholo” García, comenzaron a trabajar para lograr un proyecto de ley que suplantara la 11.757, considerada una ley “nefasta para los municipales”. La primera iniciativa la presentó el propio García como diputado provincial (fue legislador entre 2005 y 2009), pero no se lograron los consensos necesarios. El legislador Hernán Doval –actual titular del gremio municipal de Avellaneda –presentó un proyecto similar, aprobado en noviembre de 2014. Cuando asumió la gobernadora María Eugenia Vidal, por presión de los intendentes, hubo al menos dos prórrogas para su implementación, pero desde el año pasado está en plena vigencia. Según pudo saber Gestión Sindical, en los próximos días la federación buscará reunirse con el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, para que su cartera tenga “un papel más activo” en esta situación, y se pueda avanzar en la negociación de cada distrito.

En la FeSiMuBo hay enojo con los dirigentes peronistas que critican al gobierno nacional o provincial y en sus distritos no cumplen la ley. Pero, no todos están convencidos de las medidas de acción directa, en especial porque el año electoral suele confundir las cuestiones. En este sentido, hubo desacuerdo entre la dirigencia, y algunos acusan a la conducción de estar “demasiado pendiente de la interna del PJ”, según comentaron a Gestión Sindical. García fue diputado por el Frente para la Victoria, y mantuvo su apoyo al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y tuvo un acercamiento a Daniel Scioli en su campaña presidencial. Sin embargo, siempre se mantuvo alejado de la interna peronista, y hoy está enfrentado a muchos intendentes de esa fuerza, como al jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi, uno de los kirchneristas más visibles.

También podría interesarte

Nuevo ataque del Gobierno al derecho de huelga: Triaca multó a ATE

El Ministerio de Trabajo sancionó al gremio estatal por $221.652 por el supuesto incumplimiento de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *